Volver al inicio

Redes sociales: también para el trabajo académico

El uso de las redes sociales puede extenderse al trabajo académico y la investigación. En diciembre de 2011, Coursekit logró un financiamiento por cinco millones de dólares para su trabajo como una red que permite administrar cursos en línea e interactuar con sus estudiantes.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 

Las redes sociales se emplean como fuentes de ocio o de consumo de contenidos. Así lo demuestran los estudios sobre el tema, presentados en 2011 por la Amipci o ComScore, o el producido por IAB México y Millward Brown, cuyas conclusiones coinciden en que el principal uso que hacen de ellas los mexicanos son la comunicación con sus contactos, el intercambio de fotografías y la visualización de videos.

Pero el uso de las redes sociales puede extenderse al trabajo académico y la investigación. En diciembre de 2011, Coursekit, fundada por tres estudiantes de la Universidad de Pensilvania, logró un financiamiento por cinco millones de dólares para su trabajo como una red que permite a instructores administrar cursos en línea e interactuar con sus estudiantes.

Otros datos que demuestran la vitalidad de las redes sociales con fines académicos son el financiamiento de 6.7 millones de dólares con que cuenta Academia.edu, una red para contactar académicos e investigadores, y el llamado de la Asociación Americana de Sociología para que sus miembros contribuyan con Wikipedia, en un esfuerzo por convertirla en un repositorio de artículos completos y veraces, y en el que se pidió iniciar cursos en las universidades sobre el uso y la edición de la enciclopedia colaborativa.

Los sitios de la Wikimedia Foundation, que además de la Wikipedia integra opciones de consulta y referencia académica, se encuentran en la sexta posición entre los diez más visitados en México, según un análisis de Everis, mientras que los usuarios de Internet Archive, una de las iniciativas de documentación y memoria más robustas de internet, han contribuido con más de 150 mil millones de páginas web, 600 mil clips de video, 1.1 millones de clips sonoros y 3.1 millones de textos.

En 2011, el Public Policy Group de la London School of Economics (LSE) publicó un guía para el uso de Twitter con fines académicos. Éstos son los principales consejos de esta organización, que integra a miembros de distintos departamentos de la LSE:

Comparte. Usa tu cuenta de Twitter para compartir descubrimientos y actualizaciones sobre el tema de tu investigación. Comenta con tus seguidores y utiliza servicios en línea para compartir documentos completos.

Colabora.  Utiliza etiquetas para que los contenidos puedan localizarse de manera más sencilla y vuelve a compartir materiales recomendados por otros. Más que un afán de competencia, generar una red de investigación ayuda a mejorar el debate y robustecer la calidad de los trabajos académicos. Crea listas temáticas para seguir actualizaciones en Twitter.

Diversifica.  Twitter ofrece una multiplicidad de voces que pueden enriquecer una investigación, ya sea con materiales extraídos de las ciencias duras, las ciencias sociales, la historia o la literatura. Además, permite el contacto directo con profesionales y “audiencias externas” a la investigación, como empresarios, funcionarios públicos o generadores de políticas públicas.

Analiza.  La retroalimentación te ayuda a conocer la trascendencia de tu investigación. El análisis periódico de tu cuenta y las interacciones producidas por tus publicaciones puede facilitar el enfoque del proyecto o a perfilarlo hacia nuevos derroteros. Provee nuevas fuentes de documentación y abre opciones para la difusión de los avances de la investigación. m

 

 

Redes especializadas

::Academia.edu

Es un espacio para construir conexiones académicas y compartir avances de investigación. Cuenta con más de 850 mil usuarios de todo el mundo, con papers y documentos, y provee estadísticas sobre el impacto de los materiales compartidos.

::GoingOn

Esta plataforma permite a los usuarios construir comunidades temáticas con acceso restringido para relacionarse, colaborar y contribuir al conocimiento. Se presenta como un “ecosistema informal de aprendizaje” y una manera efectiva de compartir fuentes y noticias.

::Mendeley

Este sitio, con más de un millón de usuarios, busca reconfigurar la manera como se produce la investigación. Cuenta con más de 140 millones de papers publicados, genera bibliografías automáticamente y permite la colaboración en línea. “Mendeley trabaja para cambiar la cara a la ciencia”, reseñó The Guardian.

  • Más reciente
  • Más popular
El sitio Ciudad Pixel informa que ya es oficial el que será el...
Jueves, Agosto 28, 2014 - 11:58
¿Dibujas o haces monos? ¿Conoces a alguien que los haga? Entonces...
Lunes, Agosto 18, 2014 - 12:41
Todo es cuestión de abrir el libro Bordados de paz, memoria y...
Viernes, Agosto 15, 2014 - 14:03
De acuerdo a noticias publicadas en diversos medios, en los últimos...
Lunes, Agosto 11, 2014 - 13:13

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Diana Martin Gourmets