Volver al inicio

Sitios web para profesionales: softawre libre y colectivo

En este artículo se nos habla de lo que es el software libre, sus aplicaciones para el público y los diferentes productos que existen de software libre.

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Software libre
Software libre

Seguramente ha escuchado las denominaciones freeware o software libre: sistemas operativos, lenguajes de programación y aplicaciones para computadoras, juegos de video y otros componentes, que pueden encontrarse en la red y que ofrecen, con gran apertura, lo que las firmas de software comerciales le venden con una licencia de uso.

Los términos freeware o software libre no significan que los programas sean gratuitos —aunque en algunos casos se pueden conseguir sin pagar por ellos—, sino que pueden usarse o modificarse sin restricciones. Esta modalidad surgió en la década de los años setenta entre un grupo de desarrolladores que compartían el código fuente de sus programas de modo que otros pudieran analizarlo, probarlo y, en su caso, modificarlo para lograr mejor operación y servicio. Esta práctica, de uso corriente entre una pequeña comunidad de expertos, creció con el tiempo y abrió esta posibilidad a usuarios no especializados.

Varias empresas que vendían equipo de cómputo empezaron a preocuparse por desarrollar programas que pudiesen funcionar en su producto de venta. Así surgió el software con licencia, pero no libre. Este tipo de programas está dirigido a usuarios no especializados, cuyas licencias reservan el uso y el código fuente de los programas. Normalmente restringen las modificaciones y permiten compartir o distribuir el programa, pero a cambio de estas limitaciones, ofrecen soporte y garantía del producto a sus clientes.
 

COLABORATIVO Y ADICIONAL
El primer ejemplo de software colaborativo es Linux (y sus variantes). La idea la generó Linus Torvalds cuando deseaba crear un sistema basado en Unix, para computadoras 386. Arropó su proyecto con una Licencia Pública General, promovida por el grupo de desarrolladores pioneros en programación de la década de los años setenta, para que Linux fuera alimentado y perfeccionado por miles de programadores en el mundo. Es un software que se adiciona y modifica en función de un tipo de servicio, en diferentes ambientes y para distintos usuarios. De esta forma surgieron las distribuciones o variantes de Linux, que están dirigidas a usuarios en entornos y necesidades específicos.

Ubuntu, Debian, SuSE o Yoellow Dog, son algunas de las distribuciones gratuitas de Linux, de fácil instalación en servidores, computadoras de escritorio, portátiles e incluso MacIntosh. Lo que en un principio fue un software “sólo para expertos” ahora está al alcance de todos, no sólo porque se puede descargar de internet, sino porque la interfase de estos programas es tan amigable (o más) como la del gigante comercial Microsoft.

LA SEGURIDAD, PUNTO CRÍTICO
Si bien la flexibilidad del software libre pone al alcance de todos, herramientas de programación para el aprendizaje, la investigación y el desarrollo, en lo general carece de soporte técnico y de garantías contractuales, características intrínsecas del software con licencia.

Los expertos en seguridad y administración de información aseguran que, pese sus altos costos y a la nula flexibilidad, el software con licencia garantiza el uso de aplicaciones estables y probadas. Por ello, si no se cuenta con personal especializado en sistemas de información, no es recomendable el uso del freeware en procesos críticos de negocios, como la facturación, el control de nóminas e incluso el correo electrónico.

No obstante, si el uso del software libre se destina para procesos de bajo riesgo, como soporte de aprendizaje y de desarrollo, en escuelas o en casa, es una herramienta eficiente, sin costo y creada precisamente para experimentar con ella.  

Los productos de software libre más usados en oficinas, para navegación en internet y manejo de correo electrónico, son Mozilla Firefox, Open Office y Mozilla Thunderbird, que compiten contra productos no libres hechos por Microsoft como son Internet Explorer, Microsoft Office y Outlook Express. Además de la posibilidad de obtener los primeros tres de manera gratuita, son considerados programas de alta eficiencia y de fácil operación.

Ubuntu es una expresión con raíces sudafricanas y significa “humanidad para todos”. Es el sistema operativo de Linux más amigable y está al alcance de todos. Puede descargarlo gratuitamente en www.ubuntu.org
Es financiado por Mark Shuttleworth, un empresario familiarizado con la corriente de Desmond Tutu, padre del movimiento Ubuntu y ganador del Premio Nobel de la Paz en 1984. El sudafricano decidió utilizar a Ubuntu como bandera de este sistema operativo, gratuito y fácil de usar, con el lema Linux for Human Beings.

 

 

  • Más reciente
  • Más popular
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
En los últimos tiempos, la economía digital se ha convertido en uno...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin