Volver al inicio

Vecinos del Cerro del Cuatro luchan por su comunidad

Los habitantes de las colonias La Mezquitera, Nueva Santa María y Francisco I. Madero, en el Cerro del Cuatro de Guadalajara, gestionan la creación de centros comunitarios y buscan integrarse en red para mejorar su calidad de vida

Enviar por e-mailEnviar por e-mail
Antetitulos: 
Los trabajos en el Cerro del Cuatro buscan cambiar la dinámica social del lugar
Los trabajos en el Cerro del Cuatro buscan cambiar la dinámica social del lugar

Hace 30 años, Carmen Castañeda llegó a la colonia Nueva Santa María, en el Cerro del Cuatro. En ese entonces, los problemas eran la falta de agua potable, de drenaje, de alumbrado público y electricidad. A lo largo de tres décadas, la situación ha cambiado y ahora, además de luchar por los servicios públicos, lucha por el progreso de sus vecinos. Y es que la realidad en la zona es otra, los problemas son diferentes, las carencias han desencadenado violencia y un ambiente inseguro, pero Carmen sigue viviendo ahí, donde el grado de marginación es “alto y muy alto” en la mayoría de las colonias circundantes, según publicó el Consejo Estatal de Población (Coepo) en 2010.

Por las noches, las calles del Cerro del Cuatro se ven solas. La violencia y el crimen organizado han cambiado la manera de convivir y de apropiarse de los espacios públicos. Narcomenudeo, enfrentamientos entre pandillas, disputas verbales y físicas para controlar la venta de drogas, prostitución, violencia intrafamiliar, embarazo de adolescentes, son algunos de los problemas que padecen los vecinos.

Ante la falta de centros educativos, en 2001 los vecinos montaron un preescolar en el centro comunitario La Mezquitera, en el que mamás voluntarias se desempeñaron como maestras. Sin embargo, en 2005 tuvo que cerrar, pues no cumplía con los requisitos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) comenzó a exigir cuando se hizo obligatorio cursar el tercer grado de educación preescolar. Ese mismo año, por petición de los propios miembros de la cooperativa, el ITESO, por medio del programa de voluntariado Manos Solidarias del Centro Universitario Ignaciano (CUI), apoyó a los vecinos para poner en marcha la ludoteca El Caracol, con el propósito de promover el desarrollo integral de niños y niñas de entre cuatro y doce años.

Actualmente, el cui capacita a los vecinos voluntarios para que aprendan cómo funciona una ludoteca y así puedan operarla ellos mismos. “Queremos que se conviertan en gestores de su comunidad”, expresa Cristina Barragán, coordinadora del voluntariado, en el que participan doce alumnos de diferentes carreras.

Para Lucía Gascón, estudiante de Ingeniería Ambiental y voluntaria de Manos Solidarias, la ludoteca es “un granito de esperanza en medio de una colonia con tantos problemas. Las actividades que hacemos con ellos siembran valores. Creo que este centro comunitario cambia, aunque sea por unas horas, la realidad de muchos vecinos, sobre todo de los niños”.

Trabajo con niños en las colonias del Cerro del Cuatro, en Guadalajara

Desde hace siete años, Esther Torres, de 60 años de edad y vecina de La Mezquitera, trabaja con niños de diferentes colonias del Cerro del Cuatro. Ella sabe bien lo que los niños padecen en casa: maltrato y abandono, violencia psicológica y física. Tiene la esperanza de ver, en cinco o diez años, la vida de los niños que acudieron a la ludoteca. Confía en que vivirán una realidad distinta. “Durante el tiempo que los niños pasan en la ludoteca se dan cuenta de que hay otras formas de convivir. Un niño que va a una ludoteca aumenta su autoestima, es más independiente, se desarrolla más socialmente, es más listo y no es tan fácil de manipular”, asegura.

La ludoteca es un proyecto, pero el ITESO ha puesto en marcha otros programas, como el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) Haciendo Barrio. Desde hace siete años, los alumnos involucrados han trabajado en diferentes zonas de la ciudad, y desde hace un año lo hacen en las colonias Nueva Santa María y Francisco I. Madero, en el Cerro del Cuatro. El objetivo es crear condiciones para la convivencia y la cohesión social por medio de proyectos de rescate de espacios públicos, diseño y desarrollo de infraestructura, y que los habitantes sean capaces de modificar su hábitat. “Les brindamos conocimientos para que se transformen en sujetos que propicien un cambio dentro de su comunidad, y así disminuir la fragmentación social”, informa Gerardo Cano, líder del pap y profesor del Departamento de Hábitat y Desarrollo Urbano del ITESO.

Otro proyecto, llamado Transformando la realidad a través de la cultura, es un pap en el que se trabaja con los habitantes de La Mezquitera. Con él se busca contribuir al desarrollo social de comunidades en situación de vulnerabilidad con actividades educativas, culturales, deportivas y de organización socio-comunitaria, encaminadas a generar tejido social y a aumentar las capacidades autogestoras de los habitantes, explica la profesora Verónica Isoard, líder del proyecto y profesora del Departamento de Educación y Valores del ITESO.

A pesar de todo, la continuidad del Centro Comunitario La Mezquitera se ha visto en riesgo desde enero de 2011, cuando un particular reclamó el predio donde está asentado e interpuso una querella por despojo en contra de Esther Torres, coordinadora del centro y secretaria de la cooperativa, de Antonio Manríquez López, exrepresentante de la cooperativa, y del Ayuntamiento de Tlaquepaque. A pesar de esto, los líderes vecinales de algunas colonias del Cerro del Cuatro, la Asociación Civil Faprode y el ITESO siguen trabajando de manera coordinada en un proyecto que incluye el rescate de espacios públicos que se transformarán en dos centros comunitarios y que se sumarán a los dos ya existentes, para integrar una red que contribuya a paliar con diferentes programas las necesidades de los colonos. m

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Cada día miles de personas cruzan el país a bordo de «La Bestia». Fotos: Reuters
La fotografía que se proyecta en el auditorio D del ITESO muestra la...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30

sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin