Collage

(Crónica, ¿Qué día?)

1. Durante este extraño fin de semana, mi bandeja de correos se saturó (casi) de los más variados mensajes. Hubo muestras de preocupación, de angustia, cadenas de chistes, reflexiones, peticiones y demás. De entre el conjunto de cosas que pude revisar (estamos en cierre de semestre escolar, ese es un factor que añade tensión a la tensa situación), me encantó esta recreación de El Grito de Edvard Munch (1893), que recibí de mi amiga Esperanza y que se ha convertido en un emblema de la angustia y la desesperación del hombre (en genérico) moderno y ha sido utilizado repetidamente, justo por su potencia para expresar la paradoja de la modernidad, que trataré de expresar esquemáticamente: conquista absoluta de la autonomía (liberada del yugo de las creencias mágicas), frente a la soledad y los riesgos derivados del progreso moderno. Muy a tono con “El sueño de la razón, produce monstruos” de Goya, un aguafuerte de 1799 y que he usado a lo largo de estos diez años de investigar los miedos como imagen para evidenciar las “trampas” de la racionalidad y colocar como un eje de análisis fundamental la centralidad de la historia en nuestra comprensión del mundo.

Aunque esta intervención al grito, anónima, hasta ahora, es realmente genial, abusa de algunos elementos. Creo innecesarios los mocos en el cerdo que emula al andrógino de Munch. Ya me dirán.

2. Estoy en absoluta sintonía con “Dorix” y Alejandro, que colocan en sus comentarios asuntos nodales para tratar de generar un mínimo de intelección a los tiempos que corren: volver sobre la literatura, el arte, el cine, no es solamente un ejercicio preciosista en tiempos en que no sobra el optimismo colectivo. A lo largo de mis caminos por los laberintos del miedo (miedos, en plural, mejor), he intentado analizar los escenarios tanto apocalípticos como postapocalípticpos. He escrito varios análisis y ensayos sobre estos escenarios y les juro, que siempre imaginé que el epicentro de las catástrofes estarían en lugares como Nueva York, no en esta ciudad que hoy se convierte en el epicentro del re-brote, del silencio, de los miedos gaseosos y al mismo tiempo, de la necesidad de recuperar la normalidad. Recibo correo intenso del colega Alejandro Grimson, de Argentina sobre sus reflexiones en torno al “barbijo” (así le dicen allá al tapabocas) y quedo enmudecida de su capacidad. Lo recibo minutos antes de leer a Nájera y a Dorix y veo la sintonía. Quedo maravillada de la “episteme” (no se asusten) foucaultiana, esa red de saberes y sentires que nos vuelven contemporáneos y me surge una idea: ¿qué tal que invito a mis amigos académicos, comunicólogos, antropólogos, sociólogos, periodistas, musicólogos, estetas (no es albur), historiadores, etc., a echarse “un palomazo” en este blog?, es gente muy chida y muy pensante…y de muchos lados del mundo…se aceptan opiniones…ya invité a algunos…pero faltan voces de apoyo…¿cómo va a ser posible que blog del falso debate argenmex, tenga 46 comentarios y nosotros, no superemos los 12 en cada entrada? Anímense… acá andamos, a campo abierto.

3. Declaro instaurado hoy, día fulano de la crónica (la angustia de todo las secuelas de esta epidemia están aquí y hay tanto por resolver que no acabo de hacer “check” a la agenda desbordada) la elaboración colectiva del DICCIONARIO EPIDEMIOLÓGICO PARA TIEMPOS DE EMERGENCIA…Una especie de wikipedia acorde con los tiempos.

Aquí una propuesta de entrada:

S
Sanitarización: dícese del proceso que en el siglo XXI, transformó todas las formas de socialidad conocida y colocó a México en el centro de los rechazos globalizados .

Otra, que le debemos a Cristina Castellano que escribió desde Paris (y de quien copio, con su autorización, su propia crónica en un comentario a este posteo)

F
Frontera Bucal: alude a la distancia establecida a partir del contagio posible y probable de un virus de procedencia extraña…

En fin son sugerencias, para armar un ejercicio colectivo, si nos sale bien, hasta podemos proponerlo a publicación. Espero sus revires

Postescriptum: Varios (iba a decir muchos, pero me ganó la proporción), están pidiendo certificación de la existencia de Aliah, mi comadre-cómplice-bruja-agorera-nieta-maravilloso ser-, entonces, va como evidencia, una fotito que intenta mostrar la existencia real del personaje que “motoriza” mis reflexiones.
Saludos y nos vemos mañana, espero sus entradas para nuestro diccionario colectivo

This entry was posted in General and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

19 Responses to Collage

  1. Dorix says:

    Buuu, ésta no es mía, pero, ¿qué tal “arraigo involuntario”?
    Dícese de cuando la alerta por influenza nos dejó sin clases y actividades laborales no indispensables (lo que sea que eso signifique), pero además sin cines, restaurantes, antros, gimnasios y hasta parques… y, en algunos casos, hasta sin transporte público.

  2. tomo nota Dorix, empiezo a apuntar en mi cuaderno de notas…se imprime “arraigo involuntario”, aunque a la mera puede mejorar, discutamos y esperemos…
    Voy a las mayúsculas que me chocan pero sirven para hablar en voz alta en la interné: GRACIAS A JOSÉ SOTO, que se ha desvelado y ha probado que es un nerdazo de estos temas…Gracias, a él le debemos el regreso al “modo visual”…
    voy armando el diccionario y aluego que tengamos corpus, lo consulto
    qué tal Aliah? así o más bonita?
    saludos ciberdesvelados, ahora voy a seguir leyendo a destajo trabajos finales en plataformas electónicas que sí saben fallar…
    ánimos y nos amanecemos
    rossana

  3. Y ahora, tal como prometido, copio el texto de Cristina , nuestra mujer en París…todo con su autorización…aunque estaría mejor que ella misma se auto-posteara!!!
    va
    Llevo más de una semana tratando de imaginar las
    calles vacías, el silencio, las caras con máscaras
    o bueno tapabocas y la lucha íntima que libra cada
    mexicano frente a la situación actual. Tres días
    (el puente francés del 8 de mayo) me la he pasado
    en casa frente a las pantallas revisando diarios,
    correos, haciendo llamadas telefónicas y tratando de
    informarme más para poder rozar con la mente los
    posibles escenarios de cada ciudad.
    Tampoco es posible saber. Nada más hay tristeza y
    dispersión. No puedo seguir la redacción de mi tesis,
    el virus informático, perdn, el virus de la información
    me tiene en cuarentena de ideas. Nomás estoy piense
    y piense en como irá la temperatura de Jalisco, en si
    ya le dió catarro a Michoacán, en los posibles tosidos
    crónicos de la tuberculosa ciudad de México.
    Pienso en mi padre, médico del servicio público de
    zonas populares atendiendo a diario a más pacientes
    por día, diez más que de costumbre, haciendo guardias
    sabados y domingos, un cambio en la rutina, algo
    fuera de lo habitual. “Si toses o estornudas la gente te
    ve con ojos de maldito, como se veía a los enfermos
    de sida en los ochenta” me escribe con simpatía
    mi hermano. Nosotros vemos en la tele el noticiero
    de titeres: “México vuelve a la normalidad”, los
    mexicanos asombrerados y con sarape comen tacos
    con tapabocas, se burlan de los gringos con tapabocas,
    viajan, caminan, corren y beben con tapabocas. Un
    cliché. No me río tanto la verdad.
    Me pregunto como es eso de “in-corporar” al cotidiano
    el uso de la protección-frontera bocal. Espero día a
    día el diario de la Epidemia de la Reguillo, con sus
    corolarios –esos si me hacen reir- de Abu y Aliah, y veo
    como se atenúa, se matiza y se recolora su narrativa
    en torno al miedo, la espera, la gente y su ciudad. A
    veces tranquiliza, a veces desalienta un poco más.
    Y Pienso y pienso. ¿Por qué otra vez México entra
    con malas noticias en la escena mundial? Salvo el
    conocido éxito global de Amores Perros o Babel,
    salvo los estribillos agotados del color de México,
    osea, lo “Folk-Mex”, la identidad o mejor dicho,
    la identificación de lo mexicano está siempre o
    casi siempre vinculado con noticias-increibles,
    con noticias-tragedia, con noticias-pesar. Nuestros
    queridos escritores mexicanos en el salón del libro
    de París, antes de que la epidemia se desatara por
    supuesto, nos hablaron al cansancio de la epidemia del
    narco, de la falta de medios para el apoyo a la lectura
    accesible, del narco, de la corrupción incombatible,
    de los pocos lectores, del narco de nuevo… noticia
    tragedia-comedia, México, país de realismo mágico,
    todo pasa, todo puede pasar…
    Y Pienso y pienso. 1810, 1910, 2010. Diez, diez,
    diez. Cada siglo México vive cambios profundos
    situados precisamente en el número 10. Y no hay
    nada místico ni mágico ni proscrito en esto del diez.
    Simple coincidencia y el ocio del puente que me pone
    a pensar que el diez en México es el número que se les
    da a los aplicados, es el número perfecto que encierra
    la piramide pitagórica, diez mandamientos, después
    del nueve viene el 10 y diez elefantes se columpiaban
    sobre la tela de una araña… Disperción, divagación.
    Punto. Pero sigo piense y piense. Ya sabemos y hasta
    celebraremos lo que ha pasado en Mexico en esos
    años diez. Pero hoy dia, ¿hay entre los lectores algun
    visionario, sociólogo, astrónomo o filósofo, que pueda
    decirme como será ese México en el 2010?
    Va la bolita …
    La muerte.
    Tan próxima.
    Tan temerosa cuando se vuelve una posibilidad colectiva.
    La muerte, ese símbolo tan mexicano.
    La ironía de estar vivo o muerto en el imaginario mexicano.
    México hoy baila con la muerte.
    Y la muerte esta vez le quiere llevar al baile.
    Pero bailemos, porque saben qué…
    Esa muerte representativa, a los mexicanos siempre
    les ha gustado más en azucar y chocolate.
    Arriba corazones.
    © Cristina Castellano Paris, le 9 mai 2009

  4. Lena Calderón says:

    Hola, me encanta la analogía y la reflexión que ha hecho Rossana Reguillo sobre el número 10 en México. Si bien es cierto existe algo de historia que nos han marcado como país, y no precisamente sucesos magníficos o gloriosos, como tal vez lo han sido las guerras presentadas en esos años; Sobre el tema tengo noción e interés, pero un buen sociólogo e historiador que te pudiera compartir mayor información sobre ese análisis e interesante percepción que demuestras es mi papá, Si gustas envíame un mail con la petición y el tema relacionado al número 10 en México y él te dará mayor información para generar conocimiento, a partir de fuentes confiables. Saludos, Lena Calderón

  5. ojo!!! amable Lena, la analogía con el número diez, es toda, todita, autoría de Cristina Castellano, que escribó desde Paris, pero yo subí su comentario…queremos la sabiduría de tu papá, justo son tiempos para sacer lo mejor a los que nos anteceden….

  6. Víctor says:

    EFE (Efeméride con Fe de Erratas):

    Correción de fechas con frase célebre, a causa de influyentismos de primer nivel. Ejemplo:

    del 5 de mayo: “Las armas nacionales… se han cubierto de influenza!!”

  7. Gregorio says:

    Dr. WHO
    Héroe internacional de muchos rostros (casi siempre orientales) que salva a la humanidad de una nueva amenaza.
    Su nombre completo es World Health Organization y suele personificarse con tapabocas.

  8. Lidieth says:

    Mientras escuchaba en las noticias de ayer (aquí en tiquicia) el reporte del seguimiento a uno de los escándalos de corrupción que implica a dos Ex Presidentes, varios funcionarios de partido y una corporación médica de Finlandia, pienso que en ese diccionario podrías incluir la entrada “Influencia”.

    Influencia: Virus endémico que afecta a los gobiernos latinoamericanos y ataca principalmente los procesos e instituciones públicas. Por su peligrosidad, su forma de transmisión se expresa en plural “tráfico de influencias”.

  9. A propósito de las nuevas perspectivas desde dónde abordar estas novedades bio-sociales, les comparto los temas de una conferencia próxima a todas luces prometedora:

    http://www.lse.ac.uk/collections/BIOS/events/Vitalpolitics3.htm

  10. gregorio says:

    WTO (PhD)
    Monstruo de siete cabezas conocido como World Trade Organization (Organización Mundial de Comercio, por sus siglas en español).
    Archidefensor del Libre Comercio y enemigo de Mr. Proteccionismo.
    Los complotistas globalizados, encabezados por Melanie Klein (oh no!, es Naomi: nada que ver), aseguran que su relación con el Dr. WHO es ambigüa. Entre ambos habría un acuerdo secreto para dominar el mundo: Farmaceutic Corporation, uno de los tentáculos de WTO (PhD), sopla un virus mortal en el corazón de Tepito, el Dr.Who interviene para no hacer nada, el virus se expande y Farmaceutic Corporation interviene, salva al mundo y se llena los bolsillos.

  11. Gabriela says:

    Impresionada por este Diario de la epidemia, y por esta red “antiviral”. Quiero contar una anécdota de mi hijo Lucas (8 años, argentino). Dijo, como al pasar: “Ahora en la Argentina no está más de moda el dengue, ahora está de moda la gripe porcina”. eso, a pesar de que son cinco los muertos oficiales por dengue, ninguno por H1N1. Una escritora preguntó: “¿Por qué no cierran las fronteras de Estados Unidos?”
    Pienso: de nada sirvió el muro de Tijuana cuando “el mal” (el otro, pero en la terrorífica figura de pandemia) ingresó de todos modos en Estados Unidos. Y se plantea lateralmente la cuestión del original y la copia: ¿se cierra el paso de México porque es el país de origen de la epidemia? Y el resto de los países infectados (EE.UU a la cabeza) ¿son meras “copias”, entonces no es necesario? El virus, ¿pregunta de dónde salí?

  12. Juan Fernando says:

    Influenzarse: temor a adquirir un desconocido virus por medio del saludo y otras vías. Se recomienda no saludar ni de mano ni de beso ni de ningún modo; es decir, aislacionismo puro, reclúyase en sí mismo.

  13. Mateo says:

    Hola Rossana, adelante con el blog!!!!! Me encanta….

    Te tengo una definición para el diccionario…

    Emprendimiento: Aprovechar tiempos de crisis para sacar productos rentables, detentar dinero y ser reconocido públicamente como “emprendedor”, “echado pa’ lante” como dicen en mi país… Uno de los principales valores morales del siglo XX y XXI. Me imagino entonces mercados de artesanías llenos de tapabocas bordados, personalizados, estampados, que hagan juego con la cartera, los zapatos, el iPod, y las bragas…. hasta los pueden hacer de mola.

    Una imagen…
    Un desfile en Milán, de modelos desnudas luciendo sus tapabocas y guantes de grandes marcas, y por supuesto, todos mirando los tapabocas porque son lo más importante en estos tiempos donde la boca es tan perjudicial, sobre todo para los que mandan… Los cuerpos suaves y esculturales quedan en segunda instancia, peligrosos, portadores de la peor enfermedad: la vida impredecible e incontrolable. Y todavía nos dicen que estamos en la posmodernidad!!!!

  14. No paren, sigan, sigan…ahí vamos…voy integrando…
    se me acaba de ocurrir una, pero tengo el escritorio tapizado de lectura ajena…a ver si alguien se anima a definirla:
    Va:
    Brotes xeno-bóbicos

  15. Jaime García Escallada says:

    Soy estudiante de Ciencias de la Comunicación en el ITESO. Muchas gracias Rossana por este gran diario del que nos has hecho parte, por lo menos aquí encuentro un lugar en el que me siento más tranquilo y en el que puedo hacer junto con todos los que dejan sus comentarios una reflexión más inteligente, más humana y en donde me siento unido de alguna u otra manera con personas de otras partes del mundo.
    Me gustó mucho el comentario de Cristina y su nostalgia, esa nostalgia con la que se ve a algo querido, amado, algo lejano y cercano a la vez; a un país que no deja de sorprendernos y del cual siempre mantenemos la esperanza de que algun día se convierta es eso que soñamos, un Mexico de todos. Gracias

  16. Les pego info del Peluche de la influenza (común)… aunque el ingenio del que se habla en la nota no sólo es el cómico, sino el del chanchullo (ver comentario más abajo)…

    Achufy!

    El ingenio goza de buena salud en México. La nueva gripe A/H1N1 ya tiene mascota: un pequeño virus de peluche azul, llamado Achufy!. Los creadores aseguran que el muñeco, de 15 centímetros, ayudará a recordar la epidemia que “puso de cabezas a México “, según publica el periódico azteca ‘El Universal’.

    Achufy!, la mascota para recordar el virus que “puso patas arribas a México”.

    El peluche con dos ojos y de un azul eléctrico se puede comprar por 345 pesos mexicanos y según el anuncio, Achufy! te servirá como “un recuerdo para toda la vida”. Un objeto para que presumas delante de tus amigos y le cuentes a tus nietos “de esta experiencia única en la historia”.

    La mascota, quizá también podría ser una especie de amuleto para el país que más de cerca vive el miedo al contagio.

    México está paralizado, desde este viernes cuando el Gobierno de Felipe Calderón llamó a los ciudadanos a quedarse en sus casas para evitar más contagios por la gripe porcina.

    Quince personas han muerto y 343 han sido contagiado por el virus en los últimos ocho días en el país azteca.

    Comentarios (1)

    *
    Publicado por: Mónica Sánchez | 01/05/09 20:04:30
    Antes que nada, investigen el origen de estos curiosos animales de peluche, llevan años en el mercado, y justo la imagen que distribuyen del disque Achufy, no es el que corresponde a la influenza…yo compré el que sí es, varios años atrás…favor de verificar la información que publican.!

    http://www.giantmicrobes.com

  17. érika says:

    a dos metros: distancia pautada y según se presume regulada por el gobierno; que en tiempos de influenza se ha convertido en la lejanía oficial y socialmente aceptada para, en los lugares públicos, poder “estar”, “convivir” con el, la otr@(s), con el, la ajen@(s), con el, la sospechos@(s), con el, la mexican@(s).

    ¿Será posible que en su última mutación el virus allá adquirido la capacidad de dejarnos a los mexicanos sin nuestros besos y abrazos, sin esa cercanía que tanto nos caracteríza de los otr@s?

  18. Paty says:

    Cubrebocas: Dispositivo de tela o hasta de papel (se ha dado el curioso caso) regularmente azul y con una tendencia sorprendente a hacer muecas, tener caritas o sacar la lengua, que sirve para crear esta virtual y emocional barrera contra la gripa del marrano, que trasciende los besitos que dan atraves del dispositivo, los abrazos y las manos agarradas. Hay chicos y grandes, modelo VIP y ejecutivo, para el msn, para el osito de felpa, inclusive para el carro.

  19. Paty says:

    OMS: Organismo Monosilabico (y pluricelular) Segun esto sanitario

    Temblor escala A/H1N1

    Achufy: mascota extraoficial pero muy querida de todo este asunto, a un estornudo de sus manos, Suenese ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *