Volver al inicio

Creciendo hacia la pobreza

Enviar por e-mailEnviar por e-mail

Ahora Grecia. Sus ciudadanos tendrán que apretarse fuerte el cinturón después de que su Parlamento aprobó las durísimas medidas de austeridad que le exigieron otros países de Europa y el Fondo Monetario Internacional como condición para concederle los 110 mil millones de euros que les ayudarían a salir de su crisis económica.

Entre otras cosas, incluye la supresión de los aguinaldos de los funcionarios y los pensionados del sector público y la subida del IVA en dos puntos, al 23 por ciento (MURAL, Mayo 07 2010).  Pésimas noticias para un pueblo acostumbrado al crecimiento económico durante al menos quince años, desde 1993 hasta el 2008, siendo 2009 el primer año que mostró un decrecimiento del producto interno bruto.

De hecho, entre 2000 y 2006 la  economía griega creció considerablemente más en comparación con la del resto de Europa, especialmente en 2003 cuando estuvo casi 4% arriba del crecimiento de la zona Euro, impulsada en parte por las inversiones para los juegos olímpicos de 2004.

Uno esperaría que las cosas se arreglen y vuelva a crecer muy pronto, al final de cuentas todos sabemos que el crecimiento es la característica que debe prevalecer en una sociedad para garantizar el bienestar…  o al menos eso es lo que nos dicen los expertos y aceptamos como verdad indiscutible – salvo riesgo de ser expulsado de la clase de economía o del cocktail de cierre de año fiscal de Morgan Stanley.

No es lo que opinan, sin embargo, algunas mentes muy brillantes. Uno de ellos es Bill McKibben, erudito en residencia en Middlebury College, autor de 14 libros y columnista de publicaciones como The New York Times, Scientific American y The Atlantic Monthly – por cierto, referenciado por Al Gore como autor de algunas de las ideas que más influyeron sobre él relativas al medio ambiente.

McKibben establece en su último libro, Eaarth, que el planeta ya no puede soportar el modelo de crecimiento económico que ha impulsado a la sociedad por 250 años: desde Adam Smith, hemos asumido que ‘más’ es ‘mejor’ y la respuesta para cualquier problema ha sido otra explosión de crecimiento.

Sin embargo, estamos ahora sumidos en deuda a nivel individual y a nivel de naciones, y aún así apostamos a que podemos hacer que el crecimiento arranque nuevamente: los paquetes de estímulo económico son, según McKibben, una apuesta a que podemos arrancar otra vez la máquina del crecimiento y recuperar no solamente el dinero invertido en el estímulo pero también la deuda que causó el problema en primera instancia.

El problema es que el planeta en el que vivimos es finito, es decir, los recursos sobre los cuales al final de la cadena se basa este crecimiento no son ilimitados – pero seguimos buscando el crecimiento basado en la explotación de estos recursos, que sólo son “renovables” hasta cierto límite.

La manifestación más clara del agotamiento del planeta es el cambio climático. Dice McKibben que esto es una dura verdad, pero debemos de verla claramente, sin ilusiones ni drama ni fantasías: el planeta ya cambió y tenemos que vivir en él de manera diferente para no tornarlo en un lugar completamente invivible. Esto incluye cambiar muchos hábitos, comenzando por el consumismo.

Por otro lado, veamos ahora a un verdadero capitalista y millonario: George Soros, otra mente brillantísima. Cito textual a Soros: “¿por qué ser honesto cuando es el éxito, y no la  honestidad o la virtud lo que gana el respeto de la gente?.

“A pesar de que los valores sociales y los preceptos morales estén en duda, no hay duda sobre el valor del dinero. Es así como el dinero ha llegado a usurpar el rol de los valores intrínsecos…”  y la consecuencia: “el agregado de intereses egoístas estrechos a través del mecanismo de mercado trae consecuencias adversas inadvertidas. Tal vez la más severa, en el momento actual de la historia, es la inestabilidad de los mercados financieros” (Soros, 1998).

Doce años más tarde estas crisis continúan y, parecen acelerarse. Convendría tomar en serio estos mensajes y aplicar el freno al consumismo y la búsqueda de riqueza material individual como fin último - o como especie y planeta, crecer hacia la pobreza.

0 Comment(s) to the "Creciendo hacia la pobreza"

Añadir nuevo comentario

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
El reto permanente del ITESO es buscar la mejora continua. Foto: Carlos Díaz Corona
El ITESO es una universidad que está naciendo, y su 60 aniversario...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin