Volver al inicio
					
					
		    		
                                        

Niños sicarios, la nueva cara de la violencia en México

Enviar por e-mailEnviar por e-mail

La violencia en el país se ha profundizado a tal grado que niños y adolescentes comienzan a formar parte de los bandos en guerra que buscan controlar zonas para el tráfico de estupefacientes.

El último caso de escándalo en el país es el de "El Ponchis", un niño de 12 años miembro del Cártel del Pacífico Sur, que mata y degüella a sus víctimas, buscado por las autoridades desde la última semana de octubre cuando se difundió por YouTube un video de él junto a un grupo de delincuentes, algunos menores y otros mayores de edad.

En la región conocida como Tierra Caliente, Michoacán, donde en el año 2006 comenzaron a aparecer públicamente cuerpos mutilados, sin cabeza, también se han detectado prácticas en las que menores de edad ya no sólo fungen como mensajeros de miembros de cárteles de la droga, sino que ahora forman parte de los sicarios que eliminan sin remordimiento alguno a quien consideran que incomoda al grupo delincuencial que los abriga.

Uno de estos casos fue documentado por Rossana Reguillo, doctora en Ciencias Sociales con especialidad en Antropología Social, profesora e investigadora del ITESO, quien escribió sobre “Beto”, un chico de 16 años que al momento de la entrevista ya había alcanzado los 18 asesinatos.

“Me chingué al puto de la tienda, a su hermano y a un compita que andaba con ellos y a veces, con nosotros. La verdad no sentí nada, les metí el chivo como si ya supiera y mi jefe nomás se reía, “bien bravo salistes mi “Beto”…y se persigno y decía “el señor es mi pastor”. Y la mera verdad, yo estaba contento de que mi jefe estuviera contento. Lo malo vino después. El cabrón de mi jefe nos dijo, vamos a llevarle un regalo al patrón. Saco un cabrón cuchillo endemoniado, del tamaño de su pierna y zas, zas, zas, cortó las tres cabezas como mi padrino se las cortaba a las gallinas en el rancho…”, afirma el adolescente en su testimonio.

Rossana Reguillo acepta en su blog que platicar con el menor es una experiencia aun en proceso de asimilación.

“Beto buscaba mis ojos con sus ojos; en busca de entendimiento, no de perdón. Y así se fueron desgranando, dos cuerpos, tres cabezas, una pierna, una lengua, hasta completar 18  de la ‘gente mala’, en su expediente secreto” expresa Rossana.

“A mí se me iba acabando el aliento. 16 años, 18 muertos, algunas mutilaciones, un futuro truncado. Narco, religión y poder, una trilogía muy difícil de entender”.

El post completo con el testimonio de “Beto” está disponible en el blog de Rossana titulado Viaducto Sur o PULSANDO AQUÍ.

Un testimonio más de la incorporación de menores en el crimen organizado puede verse en este reporte del diario El Universal, relacionado con otro adolescente de 16 años, sicario, que fue trasladado a Estados Unidos, mientras que un testimonio más fue publicado por el diario Tabasco Hoy.

En YouTube es posible encontrar varios videos relacionados con el tema de niños utilizados como sicarios, tanto en México como en otros países.

  • Más reciente
  • Más popular
El sitio Ciudad Pixel informa que ya es oficial el que será el...
Jueves, Agosto 28, 2014 - 11:58
¿Dibujas o haces monos? ¿Conoces a alguien que los haga? Entonces...
Lunes, Agosto 18, 2014 - 12:41
Todo es cuestión de abrir el libro Bordados de paz, memoria y...
Viernes, Agosto 15, 2014 - 14:03
De acuerdo a noticias publicadas en diversos medios, en los últimos...
Lunes, Agosto 11, 2014 - 13:13
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Diana Martin Gourmets