Volver al inicio

Tiempo al Tiempo

27/04/2010 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (1,813)

Como estrategia de posicionamiento  del iPAD, la invitación a leer Alicia en el País de las Maravillas

26/04/2010 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (1,356)

Del poeta Luigi Amara en su blog La cola del mundo:

La adrenalina de la prisa está diluida en congoja.

Aun sin nada concreto que hacer, el hombre de acción ejecuta la pantomima de la prisa, pues con ella debe impresionar en primer lugar a su propia imaginación.

Tanta premura quizá no se explica por el ansia de llegar, sino por la urgencia de alejarse de uno mismo.

Los artificios para ahorrar tiempo, para dominarlo, nos tienen demasiado ocupados con su sarcasmo.

Llegar tarde y tener prisa son desatinos engendrados el uno al otro.

Vivir a contrarreloj produce el espejismo de estar alcanzando logros.

La prisa introduce la negación del paisaje, o cuando menos su ubicación en el lado ciego.

A veces basta caminar con suma lentitud para alcanzar la ilusión de que hemos cambiado de camino.

La prisa ha consagrado la moral de la línea recta.

¡Qué lejanas esas épocas en que las distancias se medían por la duración de la pipa del caminante!

Dar rodeos es una forma concupiscente de postergar el desencanto.

26/04/2010 | Enlace permanente | 1 Comentarios | Lecturas (2,559)

En diciembre pasado, mi amiga  Raquel Rojas  me desafió con una frase fulminante: es increíble que no hayas leído a Per Petterson y andes vuelto loco con Stieg Larsson.  A las tres semanas llegó a casa el paquete con  un ejemplar de Salir a robar caballos,  la novela más celebrada  de este  escritor noruego, prácticamente desconocido en México  (Ediciones B  con el sello Bruguera  no la publicó en México, y es difícil encontrarla).  El fin de semana, al terminar de leerla, sentí enormes deseos de aprender noruego. Quiero saber qué más atesora  esta novela  bajo su desarmante austeridad. Publicada originalmente en 2003, Salir a robar caballos,  posee  una prosa minimalista capaz de cruzar  las fronteras de la razón  para instalarse en el ánimo de quien lee;  lo que escuchamos desata  preguntas incómodas que  expanden la sensibilidad de quien quiera oír.  Cada uno  (y aquí me parece que  la edad y momento del lector  serán determinantes)  encontrará  motivaciones distintas para descubrir la asombrosa  potencia de esta historia  sencilla y profunda que, desde la tristeza y el distanciamiento, nos hace partícipes de inolvidables  sacudidas emocionales.  A la gente le gusta que le cuentes cosas, en...

20/04/2010 | Enlace permanente | 1 Comentarios | Lecturas (2,705)

¿Cuántas veces la dictadura cubana se ha encontrado, como en estos días,  al borde del colapso?  ¿ Y cuántas, desde hace   decenios,  ha sobrevivido en la intransigencia y el  oscurantismo?  Nadie duda  a estas alturas del siglo de la manifiesta incapacidad de un  régimen totalitario para escuchar y atender las demandas de la población. Una, otra  y otra vez,  la comunidad internacional  atestigua los gestos represivos  de la anacrónica tiranía castrista utilizando el terror como práctica política cotidiana.  El martirologio de Orlando Zapata y la  prolongada huelga de hambre de Guillermo Fariñas (quien no pide un cambio de régimen sino sólo que dejen salir para curarse a 26 presos de conciencia  muy enfermos) no han sido suficientes motivos de violación de los derechos humanos para que los senadores mexicanos exhorten al gobierno de Cuba a abrir un diálogo con la disidencia y liberar a los presos de conciencia. 

El desastre económico  de la isla,  la inacabable persecución de la disidencia,   el acoso a homosexuales y lesbianas, la ausencia de libertad de expresión, de libertad para reunirse, viajar o salir, persisten como naturalización de la opresión. Frente a eso, cada día la resistencia en Cuba se moviliza y  descubre nuevas formas para  hacerse  oír.  Las paredes internas creadas por la dictadura  son inútiles obstáculos para   contener a una sociedad pobre, hastiada de  un gobierno anclado en el medievo.  Ahora sus historias, reclamos, ilusiones,  están en...

20/04/2010 | Enlace permanente | 1 Comentarios | Lecturas (2,363)

Todavía no lo creo: la  mayor exponente nacional en  el escenario deportivo universal anuncia un  repentino adiós. Una joven de 28 años, con  157 semanas consecutivas como número uno de la LPGA,  27  torneos ganados, 4  veces considerada la  Mejor Jugadora del Año,  dos Masters en su bolsa.  Como ninguna otra atleta mexicana  contemporánea -tal vez sólo Ana Gabriela Guevara-,  su figura marcó un parteaguas  definitivo en  el impacto social y mediático de este deporte de perfil elitista.   Antes  de Lorena, golf   era una expresión ausente en nuestro vocabulario y un negocio diminuto. Hoy su nombre  traduce  los más altos  códigos de exigencia individual,  capacidad competitiva, temple y  actitud mental que se requieren para alcanzar la cúspide.  Más que admiración por la  impresionante aventura individual  de la tapatía,  el hondo reconocimiento a sus virtudes humanas,  difícilmente replicables en  atletas  exitosos.  Mientras se situaba como la mejor golfista del mundo,  Lorena   construyó, con  sobriedad, buen humor y  acciones solidarias, un perfil prácticamente irrepetible en nuestro ámbito. En su vida pública,  ha privado la humildad de quien  sabiendo lo que  tiene y quiere,  lo comparte.  Por mucho tiempo  guardaremos vivos los rasgos de  su grandeza deportiva: potencia en los greens, perseverancia y consistencia  en el manejo del bastón, sutil encanto. Pocas trayectorias individuales  han generado en...

19/04/2010 | Enlace permanente | 0 Comentarios | Lecturas (4,065)

La primera vez que vi Precious (Precious: Based on the Novel Push by Sapphire, 2009)  la función concluyó con una ovación en la sala de más de 10 minutos. Desconfiado de lo  que inevitablemente  inducen  ciertas atmósferas festivaleras, he vuelto a verla.  El  valor del melodrama dirigido por Lee Daniels, no proviene como  se acostumbra en el género, de  golpes emocionales que  intercambian  situaciones  repugnantes o depresivas  por entretenimiento y lágrimas.

A pesar su  manierismo que coquetea con  el documental,  la historia es un   sombrío acercamiento  al universo y  los devastadores sucesos que cercan la existencia  de Clarice Precious Jones (la impecable Gaboure Sidibe) narrados  por su propia voz.  La agobiante tensión del film  se sostiene en   momentos de  doloroso desgarramiento y mediante el   turbador  contraste  entre la  insoportable  realidad y las glamourosas ensoñaciones   de una jovencita sana, acallada, de  ojos de gato, víctima de la  crueldad y  un amargo  tejido   que  destruye su  condición humana.

En la desolada marginación del Harlem de finales de los 80 conocemos a Precious,  una  adolescente  de 16 años,  desmesuradamente obesa, pobre, depresiva, prácticamente analfabeta: ella se refiere  a sí misma como  “fea grasa negra que debe ser limpiada de...

Páginas

  • Más reciente
  • Más popular
Ilustración: Yazz
Te presentamos el número especial de MAGIS cuyos propósitos...
Jueves, Octubre 5, 2017 - 13:10
Salir a pasear en bicicleta. Eso es lo que María Salguero hace...
Lunes, Agosto 7, 2017 - 14:19
Kumamoto en una actividad con habitantes de su distrito. Foto: kumamoto.com
Parecía una reunión de viejos conocidos: la pequeña oficina pronto se...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
El reto permanente del ITESO es buscar la mejora continua. Foto: Carlos Díaz Corona
El ITESO es una universidad que está naciendo, y su 60 aniversario...
Martes, Agosto 1, 2017 - 00:30
sígueme
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Linkedin
  • Flickr
 

issuu.com

Publicidad

Web Diana Martin